14 - 20 Junio Ver Completo
  • LU
  • MA
  • MI
  • JU
  • VI
  • Sa
  • DO
    Noticias / 
    Entrevista a Gabriela Aránguiz : “La marioneta se vuelve un doble del actor” Noticias martes 3 de Mayo de 2016

    Gabriela Aránguiz nació en Lota en 1982. Su infancia estuvo marcada por la reconversión laboral que este puerto carbonífero vivió tras el cierre de las minas. En ese contexto,  a sus  14 años, tras ver “Nemesio Pelao, que es lo que te ha pasa ‘o” del director Andrés Pérez Araya,  comenzó a sentir que su camino estaba ligado a las artes. Participó en muchos talleres de teatro hasta que salió de cuarto medio y decidió estudiar artes escénicas en la  Universidad de Playa Ancha. A los dos años de iniciados sus estudios viaja a Francia  tras adjudicarse una beca otorgada por los Gobiernos de Chile y  Francia para participar como asistente de español en el proyecto  “Théâtre et marionettes, au-dela des frontiéres”. Esa experiencia la convence quedarse en París y finalizar sus estudios teatrales en  La Sorbonne Nouvelle.

    Hoy, a casi 11 años de vivir en Francia se encuentra en Chile invitada por el Departamento de Artes Escénicas UPLA  para impartir un taller de marionetas denominado  Dramaturgia, Cuerpo y Objeto, el cual se realizará en Sala UPLA desde el  jueves 5 al sábado 7 de mayo, desde las 16:00 a 19:00 Horas.

    ¿Cuándo y por qué decidiste viajar a Francia?

    La primera vez que viajé  fue a finales de 2005. Sentía la necesidad de alejarme de mi primera escuela para buscar mi propia visión del teatro, quería acercarme a un teatro más visual.

    En ese tiempo había comenzado un trabajo en torno a la marioneta con Carlos Cortés y David Escalante, con quienes monté  la obra “Alicia de mar a Cordillera”, que viajó por la V región gracias a un proyecto MINEDUC. Fue entonces que decidí postular a una beca para hacer un proyecto de «Asistente de español en Francia», un viaje por ocho meses, que me permitió descubrir ese país, su lengua, su gente y su teatro. Luego de esa experiencia, decidí regresar e instalarme en Paris para seguir mis estudios teatrales en La Sorbonne Nouvelle y en el “Théâtre aux Mains Nues”. Poco a poco, París me fue atrapando.

    _DSC8713-1_M (1)

    Foto: Lou camino Cie Le bouc sur le Toit

     

    ¿De qué manera tu trabajo ha crecido estando en Francia?

    París es una ciudad muy rica social y culturalmente. Conviven diversas escuelas y teorías artísticas. Es un lugar donde tienes acceso siempre a compartir con culturas muy distintas, una ciudad donde puedes ver a grandes directores de teatro, grandes festivales, muchísimas exposiciones, recitales. Eso ya hace que  tu visión del mundo y del arte cambie.

    También gracias al director de mi escuela en París tuve la posibilidad rápidamente de conocer el mundo del teatro y de marionetas, él me dio  la posibilidad de realizar una práctica en una de las escuelas más prestigiosas de teatro de marionetas «Le Théâtre aux Main Nues». Allí fui poco a poco relacionándome con el mundo artístico, trabajando con compañías,  conociendo otras técnicas teatrales y de la marioneta contemporánea que han nutrido mi carrera.

    ¿De qué manera el arte de la marioneta permite comprender de otra manera las técnicas de actuación?

    El arte de la marioneta es en sí mismo un arte plural, que engloba dramaturgia, plástica y movimiento; esto lo convierte en un arte total. Cuando manipulamos una marioneta tenemos delante nuestro todo un mundo (…)  ya que pone a distancia al espectador, pero al mismo tiempo lo maravilla cuando cobra vida.

    Lo que me interesa, hoy en día, sobre el trabajo de la marioneta es el trabajo a la vista del manipulador, ese doble juego que se sitúa entre el objeto y el cuerpo del actor,  pasando por la ósmosis entre el cuerpo viviente y el inanimado, la marioneta se vuelve un doble del actor.

    ¿Cómo te sientes con la posibilidad de compartir tus conocimientos con estudiantes de teatro de la UPLA?

    Para mí es un placer volver siempre a casa. Creo que era uno de mis grandes objetivos,  realizar un taller en Chile, sobre todo en la escuela que me vio crecer y la que me frustró muchas veces también. Siempre tuve el anhelo de una ida y vuelta de estos conocimientos aprendidos en Francia. Me siento muy dichosa de que al fin esto tome forma. Espero también en el  futuro poder crear intercambios con las compañías de Francia y Chile.

    En los últimos años el teatro de marionetas en Chile ha tenido un gran desarrollo. Has tenido conocimiento de esa consolidación. ¿Qué opinas?

    Creo que hay un cambio a nivel mundial de la utilización de este instrumento, hay una gran renovación en el teatro y es por esto que muchos directores nutren su  imaginación haciendo un llamado a la mezcla de artes. La marioneta forma parte de esto y Chile no se ha quedado atrás, primero con el trabajo de Jaime Lorca y La Tropa, quien luego desarrolló el festival  «La rebelión de los muñecos», o como  las compañías «Maleza»,  «Teatro y su Doble», entre otras.

    ¿Piensas volver a mostrar el trabajo de tu compañía? 

    Me encantaría regresar pronto en un año o dos con uno de mis trabajos, estamos viendo las posibilidades que tenemos. Aunque hacer venir una compañía desde Francia no es muy simple.